viernes, 16 de septiembre de 2011

Asumiento el papel


Asumiento que el papel no existe, que cuando escribes una palabra muere su sentido; que cuando razonas la palabra la cambias, la transformas para bien o para mal; que cuando la entonas la trastornas, porqué no nos miramos y lo decimos todo con los ojos, con la boca, con la piel; para qué utilizar palabras que no conocemos, palabras que resumen en vez de explotarnos en los labios. Qué utilidad tiene la utilidad en sí misma, lo útil es fruto de una búsqueda, es el resultado de la carencia. Abracemos el absurdo, es lo único que nos mantiene despiertos, quememos el edredón de pluma de ganso y durmamos a la intemperie, que nos llueva en la cara de vez en cuando, que los cambios no los marquen los cambios de criterio comercial, que nadie se espere los giros, y si este papel no nos convence es justo porque no va a ser un papel agradable o controlable; habrá muchas cosas que escapen a nuestro control y probablemente siempre hay posibilidad de cambiar de papel en mitad del camino, es nuestra desgracia que pese a los cambios, sigamos gozando del aparente privilegio de errar, dejemos de escribir utopías y hagamos ucronías! Dejemos de respirar el oxígeno de los demás para fundar ideas robadas sobre la libertad. Si tienes que pagar por la libertad ya no es libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada